Una chica y un senor

Eglis Giovanelli: Si hacés eso, es punto final". La primera vez que entré en un vestuario fue en el de Boca, cuando estaba por salir campeón en Me acuerdo que teníamos una transmisión en directo para Canal 13 y los de Crónica no me dejaban pasar.

Me metí lo mismo y les hice notas a los jugadores que estaban en la bañera. En Córdoba, antes de un partido, un señor de seguridad empezó a los gritos: Hasta que uno de los muchachos salió y le dijo: Déjela, ella viene siempre Creo que el comentario irrita a los hombres. En otros rincones del mapamundi, las tendencias muestran exactamente lo contrario de lo que sucede en estas latitudes.

No sólo fuera del campo de juego es que han ganado espacios, pues las damas avanzan arrasando a su paso con dinosaurios, mitos y leyendas de marimachos. En el año se disputó el primer mundial en China, con chicas federadas. En , en Noruega, se enfrentaron ocho equipos de América y otros tantos de Europa. Pero en el campo estrictamente periodístico, en Buenos Aires los progresos marchan lentos y sin tanta espectacularidad. Un grupo de siete egresadas de la escuela de Fernando Niembro y Marcelo Araujo intentó romper con el prejuicio llevando a cabo su propia idea.

Susana Guerín, una de las conductoras, recuerda: No teníamos mucha audiencia, hasta que conseguimos el auspicio de Reebok. Ellos intentaron meternos en radios de mayor alcance, pero en todas les dijeron que no. Nunca nos sentimos discriminadas porque sabemos que esto es un proceso lento. En una época se decía que las periodistas iban a los vestuarios a hacer levantes, y eso es perjudicial para las que somos serias". Ante la negativa de las emisoras importantes, las chicas no se dieron por vencidas: Opinan, transmiten y son reconocidas en el ambiente.

Cecilia tiene apenas 24 años, pero sabe tanto como sus maestros. Unica hija mujer, creció en la platea acompañando a su padre durante los desvelos de San Lorenzo, hasta que en recompensa su progenitor la llevó a sufrir por su equipo preferido, que hasta hoy mantiene en secreto por una cuestión laboral. Es toda una promesa.

Señor entrenador, hay una chica con micrófono en mi vestuario - LA NACION

Cecilia Pirolo: Los hombres me pusieron donde estoy. Tiene los ojos color caramelo, los dientes blanquísimos perfectamente alineados y unas medidas que harían suspirar a cualquier caballero. Junto con algunos compañeros, consiguió un espacio en FM Sarandí, donde armaron un programa, y Cecilia cubría los partidos de San Lorenzo y de Racing.

Mi primera entrevista se la hice al Mono Navarro Montoya, y hoy me saluda cada vez que me ve. Cuando lo conocí a Maradona, no sabía si pedirle un autógrafo o hacerle la nota.

Una chica y un señor

No lo podía creer", cuenta, como si quisiera seguir reviviendo ese día. Hice un piloto de mi idea y quedé.

Con mi madre. Pero ninguno no lo era. O eso creía yo. Ahora, aunque sigues ahí, ya te has marchado. Tengo que contarte mil cosas.

Sal, por favor, sal sólo un segundo. Ay, amiga. Qué me encantó verte ayer. Qué me gustó hablar contigo. Como me hubiera gustado haber descifrado esas llamadas de socorro que me metías en frases triviales y que ahora veo tan claras. Pero ahora estaré pendiente.

No te dejaré sola. Aunque en realidad no lo hayas estado. Ha habido mucha gente contigo. Pero yo estaré ahí. Ay, amiga… Tq a lot!!!

Warner Bros

O que acaba de empezar entre comillas Dexter. Pero no encontraba esa serie que me tuviera enganchada capítulo tras capítulo sin poder levantarme de la silla. Hasta que he empezado a ver Doctor Who. Y habla de un alienígena con cara de humano el Dr. Son muchos los actores que a lo largo de toda su andadura han dado cara al Dr. No son hombres guapísimos, pero sí con un encanto especial. La que estoy viendo yo, es la que empezó en Pero no puede evitar tener ese sabor a serie de los años La verdad que es una delicia.

Os la recomiendo!!!! Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress. Aviso a los lectores: Estimados lectores, seremos breves: Por una chica de marte. Y sí, tengo que decirlo, mi despedida de soltera ha sido perfecta.